Temas

AQUILES Y FAMILIA

 
Centauro Quirón y Aquiles
Autor: Gustave Moreau -1859

 


Peleo y Tetis eran los padres de Aquiles.

La nereida Tetis era admirada por Zeus (Júpiter) y Poseidón (Neptuno). Ambos dioses desistieron de sus pretenciones al conocer por la diosa del destino que si alguno de ellos se unía a la nereida, nacería un descendiente superior al progenitor y en algún momento ese hijo tan fuerte desequilibraría el orden conseguido con tanto trabajo en el Olimpo. Así estaba escrito… entonces para ahorrarse futuros problemas prefirieron casarla con un mortal.

Peleo era hijo del rey de Egina y Eaco. Tenía un hermano de nombre Telamon y un hermanastro (hijo de la nereida Psámate y Eaco): Foco.
Peleo y Telamon envidiaban en Foco su destreza y fuerza física por lo que un día decidieron matarlo. Por este hecho, el rey padre decide desterrarlos.
Telamon pasó a Salamina y tuvo allí un descendiente: Ayax.
Peleo, luego de ser purificado por el rey Euritión debido al crimen cometido pasó a Yolco. Se le presentaron algunos inconvenientes que pudo superar y más tarde se apoderó de la mencionada zona de Yolco.
Una noche pudo observar a la nereida Tetis quedando deslumbrado y completamente enamorado de ella a tal punto que solicita la ayuda del sabio centauro Quirón para poder acercarse a Tetis que quién como divinidad marina era huidiza principalmente con sus pretendientes. El centauro Quirón le aconsejó que cuando la viese la tomara firmemente de las manos y no la soltara ocurriese lo que ocurriese. Peleo apenas se le dio la oportunidad siguió los consejos del sabio. Tetis se convirtió en fuego, serpiente, león y agua hasta que ya exausta se abandonó a los brazos de Peleo.
Luego llegó el momento de la boda de ambos en el Olimpo. (La Manzana de la discordia).Tiempo después nació Aquiles.

Tetis sumergió a Aquiles cuando era bebé en el río Estigia sujetándolo del taloncito para hacerlo inmortal. Una sola parte del cuerpo quedó vulnerable en Aquiles, el talón.
También se cuenta que la nereida sometía a su hijito al ritual del fuego sagrado durante la noche y durante el día lo cubría con el néctar de los dioses, la ambrosía. El padre del niño impidió por temor la continuación del ritual.
Más tarde, Peleo confía a Quirón la educación de Aquiles para ser formado con esa excelencia que el sabio centauro sabía entregar.
A medida que crecía, Aquiles demostraba ser un joven muy valiente, fuerte, respetuoso, poseedor de conocimientos en medicina, del arte de la elocuencia, practicante de la música, la equitación y la cacería. Rapidísimo para correr.
Aquiles… el de los pies ligeros…

1 2

Regresar a Temas - Inicio