Temas

Mito Planetario

"…El único mito en el que valdrá la pena pensar en el futuro inmediato será uno que hable sobre el planeta. Esa es la base de la que saldrá el mito. El ojo de la razón! Entiendes? Y ésta será la filosofía para el planeta, no para este grupo o el otro. y tratará exactamente de lo que tratan todos los mitos: la maduración del individuo, desde la dependencia hasta la edad adulta, la madurez, y después de la muerte; y cómo vincularse con esta sociedad y cómo vincular esta sociedad al mundo de la naturaleza y el cosmos. De eso han hablado todos los mitos, y de eso hablará éste. Pero la sociedad de que hablará es la Sociedad del planeta."
- Joseph Campbell

CARTA DEL JEFE SEATTLE

Diseño de Michel Koiter
  El Presidente en Washington dice que quiere comprar nuestra tierra. Pero...cómo se puede comprar o vender el cielo? O la tierra? La idea nos resulta extraña. Si no somos los dueños de la frescura del aire o el brillo de las aguas, cómo podríais comprarlos?
Para mi pueblo, cada parte de esta tierra es sagrada. Cada brillante aguja de pino, cada costa arenosa, cada niebla en el bosque oscuro, cada arroyo, cada insecto que zumba. Todos son sagrados en la memoria y la experiencia de mi pueblo.
Conocemos la savia que corre por los árboles como conocemos la sangre que corre por nuestras venas. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas. El oso, el venado, el gran águila, son nuestros hermanos. Las rocas, la hierba del prado, el calor en el cuerpo del caballo, y el hombre, todo pertenece a la misma familia.
El agua resplandeciente que corre en arroyos y ríos no sólo es agua, sino sangre de nuestros antepasados.

Si os vendemos nuestra tierra, debéis recordar que es sagrada. Cada reflejo fantasmal en las aguas claras de los lagos habla de hechos y recuerdos en la vida de mi pueblo. El murmullo del agua es la voz del padre de mi padre.
Los ríos son nuestros hermanos. Sacian nuestra sed. Transportan las canoas y alimentan a nuestros hijos. De modo que debéis dar a los ríos el cariño que le daríais a un hermano.
Si os vendemos nuestra tierra, recordad que el aire es precioso para nosotros, que el aire comparte su espíritu con toda la vida que nutre. El viento que le dio su primer aliento a nuestro abuelo, también recibe su último suspiro. El viento le da a nuestros hijos el espíritu de la vida. De modo que si os vendemos nuestra tierra, debéis mantenerla aparte y consagrada, como un lugar donde el hombre puede ir a saborear el viento endulzado por las flores del prado.
Le enseñaréis a vuestros hijos lo que nosotros les enseñamos a los nuestros? Que la tierra es nuestra madre? Lo que le sucede a la tierra les sucede a todos los hijos de la tierra.
Esto sabemos: la tierra no pertenece al hombre, el hombre pertenece a la tierra. Todas las cosas están conectadas como la sangre que nos une a todos. El hombre no tejió la trama de la vida, es apenas una hebra en ella. Todo lo que le haga a la trama, se lo hace así mismo.
Una cosa sabemos: nuestro dios es también el vuestro. La tierra es preciosa a sus ojos y dañar la tierra es despreciar a su creador.
Vuestro destino es un misterio para nosotros. Qué pasará cuando todos los búfalos hayan sido exterminados? Cuando estén domados todos los caballos salvajes? Qué pasará cuando los rincones secretos de la selva estén cargados con el olor de muchos hombres y la visión de las colinas interrumpida por los cables que hablan? Dónde estará el matorral? Desaparecido! Dónde estará el águila? Desaparecida! Y qué significa decirle adiós al caballo rápido y a la caza? El fin de la vida y el comienzo de la supervivencia.
Cuando el último Hombre Rojo se haya desvanecido junto con su territorio, y su recuerdo sea sólo la sombra de una nube pasando por la pradera, seguirán aquí estas costas y bosques? Quedará algo del espíritu de mi pueblo?
Amamos esta tierra como un recién nacido ama el latido del corazón de su madre. Entonces, si os vendemos nuestra tierra, amadla como nosotros la hemos amado. Cuidadla como nosotros la hemos cuidado. Guardad el recuerdo de la tierra tal como está cuando la recibís. Preservad la tierra para todos los niños, y amadla, como Dios nos ama a nosotros.
Como nosotros somos parte de la tierra, así vosotros sois parte de la tierra también. Esta tierra es preciosa para nosotros. Una cosa sabemos: sólo hay un Dios. Ningún hombre, sea Rojo o Blanco, puede apartarse, permanecer indiferente.
Después de todo, somos hermanos.


EN BUSQUEDA DE SIGNIFICADOS

La Carta escrita por el Jefe Seattle –1852- es muy bien conocida por todos. Sin embargo, vale la pena leer y leer tanta sabiduría contenida para extraer su profunda Enseñanza. Bellísimo ejemplo ético de un mito planetario.
Recordemos: el ojo de la razón! La voz de la razón! El Sr.J.Campbell con lucidez nos dice que lo que destruye a la razón es la pasión. Por ejemplo, en la política la pasión principal es la codicia. Esto es lo que traiciona.
Por lo tanto jóvenes, es preciso darse cuenta de la necesidad de atender a la razón, que es el fundamento del ser y la base del respeto por el ordenamiento del Universo, si es que en realidad queremos atraer el bien para nosotros mismos y para la Sociedad.
Aprender a pensar, ejercitarse en la observación, reflexionar antes de actuar para que nuestro proceder sea correcto y un bien para nosotros y para los demás. No dejarse engañar por falsas promesas. El humano prefiere el camino corto, el camino fácil.
Sin embargo: cuidado! A veces creemos que se nos está ofreciendo un vaso de miel, hasta que nos < damos cuenta> que en ese vaso no había miel, sino vinagre disfrazado de miel! Pero... ya es tarde.
Jóvenes, les toca como herencia, el ver la LUZ DE LA RAZON, para hacer un mundo aunque sea un poquito mejor! un mundo donde vuestros hijitos...-en un futuro más o menos cercano- puedan crecer con la sonrisa en la boca,con sus necesidades cubiertas, disfrutando de las bendiciones que la vida otorga. Un mundo donde todos aprendamos a ser verdaderos humanos y no lo que ha quedado demostrado por algunos
< monos con pantalones> que han buscado el poder y la autoridad por intereses personales. (Parafraseando al historiador filósofo Will Durant). La historia está llena de monos con pantalones.
Es cierto que la verdad puede no gustar. Tarde o temprano se evidencia por sí misma. Después los adultos se quejan de los jóvenes! Pero... qué ejemplo han dejado los mayores responsables del bienestar del pueblo? Y el resultado? Crisis,pobreza, desnutrición, stress, padres preocupados, personas llenas de angustias, inseguridad, estudiantes con bloqueos en el aprendizaje –producto de la misma situación-,etc. Y en toda esa confusión, proyecciones de broncas, odios, exceso de autoridad, falta de respeto a la condición humana!
Aprendamos a observar y a desentrañar las situaciones. Y esto, no quiere decir ponerse rebelde y andar tirando bombas por ahí. Esto quiere decir, aprender a <darse cuenta>. Cómo? Aprendiendo a PENSAR, asumiendo la situación y vía razón y lógica ir formándose como una persona de principios, como una persona de honor! El HONOR es la única arma permitida en un HOMBRE-MUJER del siglo XXI. El resto, con seguridad, el cielo, nos lo irá dando por añadidura!
El que piense lo contrario lamentablemente no pasa de ser un mono con pantalones...que a su tiempo recibirá lo mismo que supo entregar.
Cada cosa en su lugar: los monos pueden vivir más felices en la selva haciendo sus travesuras! Sin molestar a aquellos que se comprometen en una vida hecha en base a la honestidad, responsabilidad, esfuerzo, respeto humano. Por esto es que el mismo Universo a su tiempo, se encarga de ponerlos en su lugar.
El filósofo Maimónides decía:“Todos elegimos cada día entre el bien y el mal y nuestra elección vuelca la balanza”.
Volviendo a la carta del Jefe Seattle: “... El hombre no tejió la trama de la vida, es apenas una hebra en ella. Todo lo que se le haga a la trama, se lo hace a sí mismo... después de todo, somos hermanos... Preservad la tierra para todos los niños, y amadla, como Dios nos ama a nosotros...”




Regresar a Temas - Inicio