Temas


Sopa de Piedra

Famosa mundialmente. Preferida de muchos en épocas invernales. Un potaje que a partir de su receta original se crean múltiples variantes. La piedra es la magia de la sopa. En algunos hogares se conserva una piedra limpita para colocarla dentro de la olla. Nosotros, no utilizaremos la piedra. Simplemente la imaginaremos. Utilizando la creatividad se colocan las verduras que se tienen en casa. Un potaje perteneciente a la tradicional cocina portuguesa, suculento, sabroso, que data de antiguas épocas de hambruna. Ecos, ofrece una de las tantas y sencillas variantes de la receta original.

Ingredientes para 5 personas

- tres cebollas medianas
- tres ajos

- un puerro
- una papa mediana por persona
- dos latas de porotos rojos
- un chorizo o tres salchichas
- dos zanahorias
- zapallo
- si se desea, fideos tipo caracoles o moñitos: dos o tres pequeños puñaditos.
- Sal y pimienta a gusto.

Preparación
Pelar las papas, lavarlas, cortarlas en rodajas. Pelar las cebollas, lavarlas y cortarlas en rodajas. Lavar el puerro, retirarle la parte más verde y cortar en trozos. Colocar las papas, las cebollas , los ajos y el puerro en una olla. Agregar agua hasta cubrir las verduras. Agregar el chorizo o salchichas y una lata de porotos rojos. Fuego moderado. Cuando está todo cocinado, se retira el chorizo o salchichas y con un mix hacer un puré, directamente en la olla.
El chorizo o salchichas se cortan en finas rebanadas y se vuelcan a la olla nuevamente.
El trozo de zapallo y zanahorias, bien limpios, se los corta en trocitos pequeños y pasan a la olla.
Se utiliza la segunda lata de porotos,( colocar el contenido de la lata en un colador y pasar por agua). Luego, los porotos a la olla!
Con cuchara de madera revolver de tanto en tanto. Utilizar fuego moderado hasta cocinar. Si la consistencia de la sopa es muy espesa, se le puede agregar un poquito más de agua.
Si deseo colocarles fideos, opto por cocinarlos en una olla a parte y cuando están a punto los paso por el colador y luego los mezclo con el resto del potaje.
Sal y pimienta a gusto.
Para los golosos puede ser agradable agregarle al potaje unos 150 gr. de tocino en trocitos, previamente dorados en un recipiente aparte. Se sirve con pan rústico. El consejo para aquellas personas que tienen una digestión sensible es no abusar del potaje, un plato resulta suficiente.
Ahora, el relato de la simbólica sopa de piedra.

1 2

Regresar a Temas - Inicio