Temas

PAZ Y BIEN - dos alitas para mi ciudad -

San Rafael !!!
En tus tierras de sol,
montañas de luz,
sonoros ríos y
dulces uvas,
juntamos nuestras manos...
unimos nuestras fuerzas...
Para con honor
crear tiempos
de abundancia y amor.

 
Foto: César de Cunto - San Rafael

PROYECTO

Pídele a un profesor de actividades prácticas o manualidades que te enseñe a plegar una pajarita, utilizando el arte del plegado conocido como origami. Una vez aprendida la técnica de realización y cuando te sientas inspirado para ello, estando solo, o en grupo, comienza a armar pajaritas.
Respira lento, pero naturalmente. Piensa con amor y alegría mientras te dedicas a plegar. Cuando has concluído el plegado, lleva la pajarita cerca de tu corazón... piensa: Paz y Bien para mi ciudad... piensa: Paz y Bien para ti querido compañero de colegio... piensa: Paz y Bien para ti niño querido, que en tu hogar haya pan y trabajo... Piensa... piensa con el corazón en términos de PAZ Y BIEN para desearle lo mejor a un amigo, a un enfermo, a un niño pobre, a una madre o padre preocupados, a una ciudad que necesita seguridad y trabajo para su gente.
Luego regalas la pajarita a la persona destinada, diciéndole con sencillez: PAZ Y BIEN. PAZ Y BIEN es el saludo que utilizaba San Francisco de Asís. Es una bendición, es un pedido de gracia, es una oración. Quieres ayudar a tus hermanos de la sociedad, quieres entregarles un Bien? Escribe en un papelito la bendición de San Francisco y entrégala junto a la pajarita.

BENDICIÓN DE SAN FRANCISCO

El Señor te bendiga y te guarde.
+El Señor te muestre su rostro y
tenga misericordia de ti. +
Vuelva el Señor su rostro
hacia ti y te conceda la paz. +El
Señor bendiga + este su siervo.

San Francisco de Asís, un ejemplo de héroe místico que nos enseñó a través de su fe religiosa cuán maravilloso es el universo y cuán maravilloso es humanamente cuando a través de la virtud del amor sabemos respetar y ejercer empatía con nuestros hermanos humanos, aprendiendo a cuidar la ecología del planeta y la ecología de nuestra alma.
Sí, es una bendición que se aconseja llevar escrita dentro de una pequeña bolsita de tela confeccionada a tal fin. Prendida cerca del pecho. Siempre cerca de uno. Desde la Fe y la experiencia de muchos, se puede decir que es maravilloso llevarla con uno.

Joven (niño-niña), pliega infinitas pajaritas o palomitas –como quieras llamarla- para tu ciudad con deseos de Paz y Bien. Que tu saludo al despedirte de las personas con un hasta luego o un hasta mañana sea además, una sonrisa diciendo: PAZ Y BIEN. Con ello, estarás movilizando energías sublimes de luz atrayendo lo santo, lo puro, lo bueno para ti, para tus semejantes, para tu ciudad. Estarás atrayendo la Paz y el Bien para todos. Estarás trabajando para aquello que es olvidado por los mayores, sumidos en las preocupaciones y el mundo materialista, ignorando las necesidades espirituales.


ORIGEN DEL PROYECTO

Niños japoneses habían viajado a Holanda y estuvieron de visita en el Erasmiaans Gymnasium - liceo clásico en Rotterdam - por motivos de intercambio entre culturas. Estos niños en un momento determinado se pusieron a plegar pajaritas. Explicaron que en su cultura es costumbre plegar pajaritas y entregarlas con un buen deseo a un necesitado, a un enfermo, etc. Dos de esas pajaritas realizadas en ese entonces por los niños japoneses se encuentran sobre nuestros escritorios. Cada vez que las miro, una esperanza cierta con mezcla de alegría recorre mi corazón.


ORIGAMI

Es un antiguo arte que los japoneses han llevado a la perfección. En occidente ha tomado el nombre de papiroflexia. En Japon el 50 % de los niños lleva en su aprendizaje el origami integrado a las ciencias exactas. Un pedagogo de nombre David Tapia que propone la enseñanza de las matemáticas a través del origami comenta: “El plegado del papel introduce al niño en los conceptos de exactitud, simetría, precisión, importante para el entendimiento de las ciencias exactas. No olvidemos que su práctica (plegado) desarrolla habilidades manuales, creativas y de concentración, las que benefician los campos de la psicomotricidad, la lateralidad y la percepción espacial”.
Una de las investigaciones realizadas por japoneses afirma que cuando los niños pliegan con ambas manos, utilizan el 38% de su cerebro, por lo tanto están estimulando el desarrollo de sus cerebros.

"Los pensamientos son como las manos del alma que modelan la vida del hombre."
- Dr. Angel Escudero Juan

PAZ Y BIEN

Regresar a Temas - Inicio